Solo con una gota de sangre: un prometedor test permite la detección temprana de 50 tipos de cáncer


9 noviembre, 2021


El avance científico contempla incluso a los cánceres más agresivos, mortales y silenciosos como el de páncreas. En qué consiste

Saber que a partir de un simple pero innovador análisis de sangre se podrán detectar de forma precoz y temprana 50 tipos de cáncer implica, sin lugar a duda, un hito científico de gran escala.

Es que el cáncer representa la segunda causa de muerte en el mundo, ya que según desglosa la Organización Mundial de la Salud (OMS), ocasiona 10 millones de defunciones cada añoUno de cada seis decesos a nivel global se debe a esta enfermedad.

Teniendo en cuenta este contexto, un grupo de investigadores -entre ellos de la prestigiosa Cíinica Mayo-, anunció los nuevos avances: se trata de la prueba innovadora de detección temprana de cáncer múltiple (MCED), bautizada Galleri, que puede detectar más de cincuenta tipos de cáncer a partir de un simple análisis de sangre.

El análisis permite detectar a más de 50 tipos de cáncer, entre ellos a los más agresivos (Getty Images)

El desarrollo -ideado en los Estados Unidos- está destinado a complementar las pruebas de detección de cáncer actuales y vigentes, recomendadas por las pautas oficiales en EEUU.

Diagnóstico temprano es sinónimo de mejores pronósticos, en lo que a cáncer se refiere. Es por ello que desde hace años se busca, con ayuda de las nuevas tecnologías, reducir los tiempos entre que el paciente consulta y se toma una decisión de tratamiento.

Según la OMS, el cáncer ocasiona 10 millones de defunciones cada año. 1 de cada 6 muertes en el mundo se debe a esta enfermedad

Los expertos coinciden en que es esencial este tipo de herramientas para mejorar los resultados, reducir la mortalidad e incrementar la eficacia de las terapéuticas.

Desde hace años se busca con ayuda de las nuevas tecnologías reducir los tiempos entre que el paciente consulta y se toma una decisión de tratamiento Simon (Dawson/Pool via REUTERS)

El test, que fue probado por el Servicio Nacional de Salud (NHS, por su sigla en inglés) del Reino Unido, está dirigido a personas con mayor riesgo de contraer la enfermedad, como pacientes de 50 años o más sin síntomas.

Creado por investigadores de la empresa estadounidense Grail, detecta los cambios químicos en fragmentos del ADN que se filtran a través de los tumores a la sangre. De forma más específica, el test se enfoca en los cambios químicos conocidos como “patrones de metilación”.

Un estudio anterior ya se había hecho con muestras de 3.536 personas analizadas en los últimos dos años. Más de dos tercios de ellas padecían cáncer, 2.823 en total. La prueba detectó correctamente la presencia de cáncer en el 51,5% de los casos, y sólo produjo un 0,5% de falsos positivos.

Sobre todo, se ha demostrado que el test es más efectivo con los cánceres de difícil diagnóstico, como los de cabeza, cuello, ovarios o sangre. Por ejemplo, ha detectado dos tercios de los cánceres de esófago, hígado y páncreas, para los cuales no hubo detección temprana.

Mientras tanto, la capacidad de generar un resultado positivos en cáncer de sangre, como el linfoma y mieloma, fue de 55.1 por ciento.

En el 88,7% de los casos, el test logró incluso localizar el tejido afectado.

El test detecta los cambios químicos en fragmentos del ADN que se filtran a la sangre a través de los tumores (Europa Press)

Muchos se detectan demasiado tarde, lo que conduce a malos resultados”, afirmó la oncóloga Minetta Liu, que formó parte del desarrolló de la prueba Gallieri, usada en Circulating Cell-free Genome Atlas (CCGA), un estudio prospectivo, observacional y longitudinal diseñado para detectar las señales de cáncer genómico en la sangre de personas con y sin cáncer.

Se estima en Estados Unidos que el cáncer se convertirá en la principal causa de muerte durante 2021. Las pruebas de detección recomendadas solamente cubren 5 tipos de cáncer y los detectan por separado. Hasta la fecha no existen herramientas de diagnóstico precoz para aquellos tipos que representan el 71% de los decesos.

La novedad es prometedora. La prueba de Galleri demostró la capacidad de detectar más de 50 tipos de cáncer, de los que 45 no tienen pruebas de detección recomendadas en la actualidad, con una tasa baja de falsos positivos de menos del 1%.

¿Cómo funciona? Al detectarse una señal, la herramienta identifica en qué parte del cuerpo se encuentra el cáncer con alta precisión, un componente fundamental para ayudar a los profesionales médicos a continuar los pasos de diagnóstico y atención.

Una vida dedicada a evitar un dolor infinito

La compañía detrás de este análisis de sangre se trata de GRAIL y está afincada en California. En este sentido, la doctora Julia Feygin, actual Enlace Senior de Ciencias Médicas de esa empresa, le explicó a la señal noticiosa local CBS News que la prueba puede detectar cánceres difíciles de diagnosticar, agresivos y, a menudo, mortales como el de páncreas, ovario y esófago.

La doctora Feygin perdió a su padre cuando era niña y decidió dedicar su vida a encontrar una forma de evitarles ese dolor a otras familias.

Su progenitor murió a los 40 años de cáncer de páncreas, cuando ella apenas tenía 13. Era un hombre sano y no tenía ningún factor de riesgo o predisposición genética a padecer esta enfermedad. Su cáncer fue diagnosticado ya en la etapa tres y apenas pudo sobrevivir nueve meses.

Feygin convirtió ese dolor en propósito y hoy forma parte de un equipo detrás de un novedoso análisis de sangre para detectar más de 50 tipos de cáncer.

Mi papá era un hombre sano. No tenía ningún factor de riesgo conocido de cáncer”, relató la experta, al mismo tiempo que añadió: “Él fue diagnosticado en fase 2 y tan solo vivió 9 meses”.

La prueba “Galleri” fue capaz de detectar señales de más de 50 tipos diferentes de cáncer y también de asignarlas al tejido correspondiente en casi el 90 por ciento de los casos

Resultados en menos de 10 días

El funcionamiento de la prueba es el siguiente: nuestra sangre contiene una firma de ADN, y este análisis rastrea el ADN que arroja una célula cancerosa. Por cada persona se extrae un par de tubos de sangre, que son enviados al laboratorio de GRAIL para su análisis.

“Podemos encontrar y secuenciar estos pequeños fragmentos de ADN derivado de tumores en la sangre y, basándonos en los patrones que vemos, podemos revelar si hay una señal de cáncer presente”, precisó la doctora Feygin. Los resultados de la prueba se mandan al proveedor de atención médica en 10 días hábiles.

El estudio que incluyó a Mayo Clinic y a más de 6.600 participantes arrojó 29 señales seguidas de un diagnóstico de cáncer.

Por el momento la prueba solamente se realiza con receta médica y los seguros de Estados Unidos no la cubren. Su importe no es apto para todos los bolsillos, ya que ronda los 950 dólares. Se prescribe para pacientes y familiares con factores de riesgo, entre los que se incluye la edad. El mundo ahora seguirá de cerca los pasos de su aprobación por parte de las autoridades sanitarias y regulatorias.

Según detallaron sus desarrolladores, la prueba no pretende ser un reemplazo, sino un complemento para salvar vidas y doblar la curva de la mortalidad por cáncer.

En la actualidad, GRAIL todavía está trabajando en la aprobación total de la FDA. La Administración de Medicamentos y Alimentos es la agencia del Gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos. Según pudo saber Infobae, antes de que finalice el corriente año, la prueba Galleri estará disponible en las ubicaciones de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, Jacksonville, Florida, Phoenix, sur de Minnesota y Wisconsin.

REPORTE PLUS


Con información de Infobae

Comentario

^