Caso Lola “M”: cómo operaba la chica de 17 años


23 abril, 2022


La adolescente llegó a robar los datos de las tarjetas de sus amigas y gastó más de 25 mil dólares. Qué hay que saber de este tipo de estafas.

El caso de Lola “M”, la chica de 17 años que estafó a sus amigas al robarle los datos de la tarjeta de crédito, estalló esta semana y dejó en evidencia lo fácil que puede ser cometer este tipo de delitos.

La estafa se dio a conocer por un audio privado de la panelista de espectáculos Yanina Latorre, quien conoce a la joven por el círculo íntimo de su hija.

“Le robó a amigas, madres, hermanas. Hasta ahora la sumatoria es de 25 mil dólares”, explicó Latorre días atrás en un mensaje privado, donde detallaba cómo otras madres y padres comenzaron a retar a sus hijas por los exorbitantes gastos que supuestamente hacían.

De acuerdo a sus dichos, se trata de un grupo de ocho amigas, quienes “contaron que a todas les habían cortado las tarjetas y que les había pasado lo mismo”.

Cómo operaba Lola “M”, la estafadora de 17 años

Según informó, la adolescente tomaba las tarjetas de sus amigas y, ante algún descuido, las fotografiaba. En total, se calcula que robó la información de unos 25 plásticos. Con los datos, abrió una cuenta en PayPal, cargó las tarjetas y comenzó a gastar.

En principio, los montos pasaban desapercibidos por ser similares a los de las propias titulares: viajes en Uber, sushi, peluquería y Starbucks. Según relata en el audio Latorre, los gastos iniciales iban desde los 100 a los 400 dólares, cifras similares a las que hacían sus hijas.

Poco después, la joven llegó a usar la identidad de otra amiga para abrir una cuenta en donde hacía grandes compras. En ese marco, los padres de las adolescentes comenzaron a registrar movimientos exorbitantes y decidieron cortar las extensiones de las tarjetas.

Las estafadas juraban que no habían realizado esos gastos. Según pudo saber A24.com, una de las víctimas contó lo que había sucedido en una reunión de amigas y el resto de las damnificadas descubrió que les había pasado lo mismo. Así, Lola “M” quedó al descubierto.

Lola “M” y las estafas más comunes con tarjetas de crédito

No hay muchos casos de personas que saquen fotos a las tarjetas de crédito o débito de amigos y parientes, pero sí es una metodología muy conocida la de clonar la tarjeta de crédito, la de filmarla en los cajeros y también poner un teclado numérico en el cajero, duplicado y arriba del original, que guarda las contraseñas de las tarjetas filmadas”, explica a A24.com Daniel Monastersky, abogado especializado en protección de datos y cibercrimen.

“También es común en un restaurante, un supermercado o en un negocio que clonen la tarjeta cuando una persona paga y el mozo u otra persona se lleva el plástico a otro lado. Acá (en el caso de la adolescente que estafó a sus amigas), lo que cambió fue que alguien tuvo un acceso más directo aprovechándose de la confianza que genera una amistad y le sacó una foto a la tarjeta”, agrega.

De acuerdo al especialista, la figura penal para este tipo de delitos en mayores de edad contempla una pena de prisión de un mes a seis años. “Eso es por un hecho solo. Acá son hechos reiterados. Si fuera mayor de edad, seguramente la condena sería más de tres años de prisión efectiva, aunque no tuviese antecedentes”, argumenta.

Pareciera que el caso de Lola “M” no es aislado. Los robos de la adolescente se dan en el marco del aumento de las estafas virtuales tras el vuelco hacia la vida digital y el aumento de la permanencia en los dispositivos en el marco de la pandemia.

De acuerdo al informe del BCRA existe una menor predisposición al endeudamiento.

De acuerdo al informe del BCRA existe una menor predisposición al endeudamiento.

“Gente que no estaba acostumbrada a comprar por teléfono se tuvo que meter a este mundo y los delincuentes aprovechan eso para estafar”, afirma a este portal Gustavo Talaván, periodista especializado en tecnología y cultura digital. En rigor, las denuncias por estafas virtuales realizadas en la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires crecieron un 200% desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio a fines de marzo de 2020.

En la misma línea, la Defensoría del Pueblo bonaerense advirtió sobre la comisión de estafas virtuales a través de las compras con débito automático de parte de estafadores. Mediante mecanismos como el robo de claves de acceso a homebanking o de datos de tarjetas de crédito, los delincuentes cibernéticos encontraron diversas maneras de irrumpir la seguridad digital de las empresas bancarias.

Según sostiene Talaván, una de las formas más comunes de estafa es el robo de identidad usado en las cuentas de WhatsApp. “Lo que hace es tomar tu cuenta mediante una técnica que se llama ingeniería social”, explica l periodista. “Necesitan un código de seis dígitos que te envían. Ese número sirve para instalar el WhatsApp de otra persona en tu máquina”, afirma.

Consejos para prevenir las estafas con tarjeta de crédito

“Hoy, muchas personas usan billeteras digitales para abonar, que es muy cómodo. En el teléfono tenemos todo, desde password, información y la posibilidad de usar datos de la tarjeta para hacer algún tipo de operación. Es importante tener una contraseña para ingresar al celular y que cada aplicación también tenga algún tipo de código de para entrar”, afirma Monastersky.

Y en relación al uso de tarjetas, recalca: “No hay que descuidar la tarjeta de crédito. Cuando paguen en algún lugar, no se la tienen que dar al mozo y que se la lleve. Eso es muy común. Tampoco el DNI. Hay que tener cuidado cuando entran al cajero automático. Por ejemplo, el dispositivo para ingresar funciona con cualquier tarjeta que tenga banda magnética. Se puede usar hasta la Sube”.

Con respecto a las estafas digitales, Talaván aconseja: “Hay que comprar en las páginas que uno tiene certeza. Hay que entrar en la página de los productos para ver si tienen comercio electrónico. No hay que hacer click en lo que manden por WhatsApp y también se debe ver si la aplicación la bajé es del sitio oficial de Google Play o Android”.

Fuente: A 24

Comentario

^