A 36 años de los goles de Maradona a Inglaterra en México 86: así relató Diego su obra maestra


22 junio, 2022


MARADONA SIGUE PRESENTE, HOY MÁS QUE NUNCA

El 22 de junio de 1986 marcó un antes y un después en el mundo del fútbol. La Selección Argentina venció por 2-1 a Inglaterra por los cuartos de final del Mundial de México 1986 con los dos goles más emblemáticos de Diego Armando Maradona: la Mano de Dios y el Gol del Siglo. Muchos años después, el mejor jugador de todos los tiempos, que terminaría levantando la Copa del Mundo en ese Mundial, contó cómo vivió el segundo a segundo del gol en el que apiló a seis ingleses.

Maradona participó de un documental que repasó los siete partidos de Argentina en el Mundial de México 1986, y uno de los principales focos fue el partido frente a Inglaterra por los cuartos de final. Aquel partido se vivió como una final desde la previa, por lo que había sucedido en la Guerra de Malvinas años atrás -más allá de que un conflicto bélico no tenga nada que ver con un partido de fútbol- y por la instancia en la que se enfrentaban argentinos e ingleses.

En una nota realizada por ESPN, Pelusa comenzó su relato con una frase que podría resumirlo todo. “Yo creo que es un gol soñado”, expresó Diego, y continuó: “No porque lo haya hecho yo. Como dice el Negro Enrique, que me dejó solo. Dice que me dio un pase que me dejó solo. Me la da lejos del arco. Tengo la suerte de encarar y ver a los ingleses que no me podían agarrar, no podían llegar a la pelota”.

Luego, siguió dando detalles de una de las corridas más épicas de la historia del deporte. “Cuando yo lo veo dudar a Fenwick, le tiro la pelota para adelante. Se la tiro a él. Cuando se la tiro adelante, él me quiere meter la mano, pero yo venía a cien por hora. A mí no me paraba nadie. Cuando voy a patear lo veo a Shilton, que me tapa todo el arco. Cuando voy a patear, veo que Shilton sale así todo… Todo el arco me tapaba. Entonces, le amago, la juego cortita…”, afirmó.

Por último, Diego se refirió a la definición, que significó el 2-0 parcial para la Selección Argentina y dio mayor tranquilidad al equipo. “Shilton queda despatarrado y la empujo… y siento una patada de Butcher en la derecha, en el tobillo. Me rompió el tobillo. Pero era tan grande la alegría del gol que no me dolió. Después del partido me quedó el tobillo así de la patada de Butcher”, finalizó Maradona, poniéndole su propia voz a uno de los mejores goles de su carrera, porque según él mismo, el mejor lo hizo con Argentinos Juniors frente a Deportivo Pereira.

 

REPORTE PLUS


Comentario

^