Los radicales evitaron definir si van a una primaria contra Macri


5 marzo, 2019


Pidieron revisar los aumentos de tarifas y subsidiar tasas a Pymes y reconocieron que las expectativas que generó Cambiemos “no han sido plenamente satisfechas”.

Los principales referentes de la UCR se reunieron este lunes la ciudad de Corrientes y debatieron cómo encarar el calendario electoral. Se esperaba un fuerte documento en el que reclamaran primarias en todo el país, pero en su lugar llegaron a un comunicado menos enérgico aunque con críticas a las decisiones de Macri y un pedido contundente de una política económica que alivie a las pymes y a los hogares.

 

En un auditorio del Hotel de Turismo se reunieron el gobernador de Mendoza y también presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, con los gobernadores de Corrientes, Gustavo Valdés y de Jujuy, Gerardo Morales, y el vice gobernador bonaerense, Daniel Salvador. Al término del encuentro, ratificaron su continuidad dentro de Cambiemos aunque aplazaron las definiciones respecto de enfrentar a Macri a nivel nacional en primarias con Martín Lousteau.

“El radicalismo tiene un compromiso claro y consistente con Cambiemos, la construcción política que fundamos”, explicaron en el comunicado emitido luego del encuentro. “Compromiso inspirado en evitar cualquier regresión a escenarios de deterioro institucional”, señalaron aunque luego criticaron las decisiones presidenciales y llamaron a tomar medidas de política económica que apoyen a las pymes, revean las tarifas y le permitan al país entrar en una senda de producción.

 

La postergación de las definiciones sobre la estrategia electoral de la UCR fue justificada en la conveniencia de que “la discusión sobre las candidaturas nacionales, del binomio presidencial y legislativas, corresponde que se desarrolle – en el momento oportuno – atendiendo al fortalecimiento de la coalición y a evitar una regresión populista, en el marco de la Mesa Nacional de Cambiemos”, según se lee en el comunicado. Es decir, subordinaron esa decidión al resultado de una reunión con Macri, Marcos Peña y Carrió.

Ya en una conferencia de prensa previa al encuentro, Cornejo había intentado poner paños fríos a las expectativas de competir en unas PASO tal y como propuso Lousteau y que cosechó las simpatías de Ricardo Alfonsín, el ex senador Ernesto Sanz y varios de los presentes.

De la cumbre también participaron el propio Sanz, Ricardo Colombi, “Coti” Nosiglia, el intendente de Santa Fe, José Corral; los senadores Luis Naidenoff (Formosa), Ángel Rozas (Chaco) y Eduardo Costa (Santa Cruz); el diputado tucumano José Cano hy los cordobeses Mario Negri y Ramón Mestre.

 

El Gobierno aspiraba a que tras esta reunión Ramón Mestre diera de baja su candidatura. Sin embargo, los tres gobernadores se tomaron un momento aparte con el cordobés que -según pudo saber LPO-, les aseguró que tiene las urnas, las boletas y las escuelas. Así los gobernadores le dieron luz verde y no lo presionaron para que se bajara de la interna cordobesa, pese a las quejas públicas y recelos del también candidato cordobés Negri y Luis Juez, que no es radical.

“El gobierno aspiraba a bajar a Ramón Mestre en esta cumbre, pero ni Cornejo ni ninguno de los gobernadores presentes le insinuó esa posibilidad y en los hechos ratificaron las internas del radicalismo cordobés.”

 

Las críticas de la UCR a la gestión de Macri se centraron en las políticas económicas. Si bien insistieron en la necesidad de ir hacia el déficit cero y reconocieron que la situación heredada en 2015 genera “restricciones objetivas”, sostuvieron que “la consolidación macroeconómica debe sustentar un modelo social distinto, con centralidad en el empleo y el hábitat de calidad, basado en una ética del ciudadano”.

 

En este sentido, hicieron hincapié en que consideran “necesario revisar los aumentos de las tarifas de los servicios públicos, fomentar el crédito para el consumo y subsidiar tasas a las pymes y micro pymes, como medidas excepcionales, que permitan generar un circuito virtuoso de la economía”.

Y dejaron un mensaje final para la Casa Rosada, que hsta hace días nomas afirmaba que Macri iba a ser reelecto en primera vuelta: “Las enormes expectativas de la sociedad argentina, expresadas en el deseo de Cambio, que en el 2015 se plasmó en el triunfo electoral, no han sido plenamente satisfechas, y son objeto de ocupación y trabajo por parte de todo el equipo de Cambiemos. Dialogar sobre las mejores políticas públicas que atiendan a superar dichos déficits es para nosotros una obligación”.

 

 

 

Fuente: LPO

Comentario

^